Argentina ocupa el puesto 12 en capacidad y madurez de software

Un informe publicado por el Software Engineering Institute de la prestigiosa Universidad Carnegie-Mellon ubicó al país por encima de Canadá y Australia en nivel de adopción CMMI

Los esfuerzos del sector SSI argentino para posicionarse como exportador de software de calidad comienzan a ser reconocidos por prestigiosas instituciones educativas. Resulta que un informe publicado por el Software Engineering Institute (SEI) de la Universidad Carnegie-Mellon ubicó al país en el puesto 12 en todo el mundo en cuanto al nivel de adopción CMMI (Capability Maturity Model Integration).

El reconocimiento toma relevancia al destacar que Argentina apareció en el ranking por encima Australia y Canadá, siendo el país que más posiciones escaló con respecto a las últimas mediciones. Por su parte, Brasil se mantuvo como líder de la región latinoamericana.

¿Qué evalúa el ránking CMMI? Esta publicación semestral, denominada Process Maturity Profile, representa la adopción en términos de la cantidad de evaluaciones oficiales CMMI reportados en todo el mundo. Desarrollado por el SEI de Carnegie-Mellon, el CMMI es un modelo centrado en las mejores prácticas para la evaluación o perfección de los procesos de desarrollo y mantenimiento de sistemas y productos de software.

Las áreas de proceso se agrupan en cinco niveles diferentes:
1) Inicial: las organizaciones no disponen de un ambiente estable para el desarrollo y mantenimiento de software.
2) Repetible: En este nivel, los organismos cuentan con prácticas institucionalizadas de gestión de proyectos acorde a métricas básicas y un razonable seguimiento de la calidad.
3) Definido: Además de una buena gestión de proyectos, a este nivel las organizaciones disponen de correctos procedimientos de coordinación entre grupos, formación del personal, técnicas de ingeniería más detallada y un nivel más avanzado de métricas en los procesos. Se implementan técnicas de revisión por pares (peer reviews).
4) Gestionado. Se caracteriza por poseer de un conjunto de métricas significativas de calidad y productividad, que se usan de modo sistemático para la toma de decisiones y gestión de riesgos. El software resultante es de alta calidad.
5) Optimizado. La organización completa está volcada en la mejora continua de los procesos. Se hace uso intensivo de las métricas y se gestiona el proceso de innovación.
En este sentido, en los últimos seis meses Argentina pasó de 26 a 46 empresas con niveles de madurez: se reportaron 31 evaluaciones de nivel 2, 10 de nivel 3, 2 de nivel 4 y 3 de nivel 5.

FUENTE: www.canal-ar.com.ar